“El hombre que plantaba árboles” Jean Giono.

ARGUMENTO

Narra la historia de un pastor que, con su sola voluntad y esfuerzo, convierte una tierra desierta, abandonada, en un maravilloso paisaje.

APORTACIONES DEL GRUPO

Destacamos la importancia de lo que una persona, con perseverancia puede alcanzar cualquier objetivo que se plantee.

El estilo de vida del el pastor era disfrutar la vida tranquila, la paz. El entorno donde vive es muy ordenado y realiza sus tareas con minuciosidad y amor. Es una persona sabia, sabe como ser feliz teniendo pocas cosas materiales.

Es una persona generosa que dedica sus esfuerzos a dar vida a tierras desoladas y dando vida a todas esas casas que estaban arruinadas.

A veces nos quejamos de que todo está mal, sin embargo no actuamos. El pastor era todo lo contrario, de pocas palabras y de buenas acciones.

Te hace reflexionar sobre el medio ambiente, el respeto a la Naturaleza. Podríamos cambiar nuestros hábitos que hoy tenemos socialmente por otros más respetuosos con el medio ambiente y deberíamos empezar por nosotros mismos. Cada día la Humanidad pierde, sólo por la tala directa, unos dos millones de árboles. Esto viene a significar que cada año desaparece el equivalente a un árbol por cada habitante del planeta.

Los árboles renuevan el aire, el agua y el suelo de las zonas donde viven y son tesoros de biodiversidad en sí mismo. Un suelo sin árboles es el principio de un desierto. Pero todos, en mayor o menor medida, podemos contribuir  a frenar la desertización.

Es una sencilla historia, un relato breve y fácil de leer. El corto también vale la pena verlo, tiene unas imágenes que dicen mucho.

GRUPO DE LECTURA plantilla